sábado. 26.11.2022
El tiempo

El 80 por ciento de los docentes en Cantabria sufrió ansiedad o depresión en 2021-2022, según el Defensor del Profesor

El informe recoge que el 50 por ciento causaron baja médica y el 60 por ciento de los casos fueron atendidos por el servicio jurídico de ANPE

Instituto Marqués de Manzanedo, en Santoña. R.A.
Instituto Marqués de Manzanedo, en Santoña. R.A.
El 80 por ciento de los docentes en Cantabria sufrió ansiedad o depresión en 2021-2022, según el Defensor del Profesor

El 80 por ciento de los docentes en Cantabria sufrió ansiedad o depresión, el 50 por ciento causaron baja médica y el 60 por ciento de los casos fueron atendidos por el servicio jurídico de ANPE.

Así se desprende del informe del Defensor del Profesor en Cantabria referente al curso 2021-2022, donde muestra que, tras la pandemia, los centros educativos se han convertido en el soporte psicológico y asistencial de las necesidades que presenta el alumnado, a lo que el profesorado debe responder sin una formación previa.

En Cantabria gracias a los fondos de los Mecanismos de Recuperación y Resiliencia se ha dotado de mayores recursos humanos a los centros para afrontar estas situaciones, que afectan directamente a la convivencia y a la salud mental, sin embargo no es suficiente para ser atendidos.

96 profesores han sido atendidos por ANPE Cantabria desde la creación del servicio del Defensor del Profesor, de los cuales 13 fueron en el pasado curso lo que supone una estabilización de casos atendidos por año.

De las 13 actuaciones, el 38 por ciento corresponde a profesorado de Educación Primaria, el 22 por ciento de secundaria y el 40 por ciento de Formación profesional, mientras que en cuanto a la tipología, los correspondientes al alumnado suponen el 55 por ciento, las familias se cifran en el 20 por ciento y por otros motivos suponen el 25 por ciento de los casos, en los que la problemática está relacionada con el entorno laboral, administración, alumnado o familias.

“Se puede destacar entre ellos la presión para modificar notas e informes, problemas para dar clase, faltas de respeto y amenazas por parte del alumnado y familias, además del uso inadecuado de las nuevas tecnologías como herramienta de acoso”, comentan.

Desde ANPE inciden en que lo que llega solo es la punta del iceberg e indica que las situaciones de conflictividad están lejos de erradicarse en los centros escolares.

Para este sindicato los datos trascienden al propio docente puesto que un docente con estado emocional alterado, además del sufrimiento personal que conlleva un deterioro de su salud mental y a su vez reduce significativamente su rendimiento profesional, lo que disminuye la calidad de la educación. “En este sentido las bajas laborales generan un coste para la Administración y una modificación de la propuesta pedagógica para el alumnado”, remarcan.

ANPE, sindicato exclusivo de la enseñanza pública, considera prioritario el establecimiento de unas normas claras que regulen la convivencia escolar en los diferentes centros educativos y que favorezcan una verdadera interiorización de valores, actitudes y normas en el alumnado y en el conjunto de la sociedad.

Plan Estratégico

Tras el análisis y valoración de los datos recogidos en el estudio realizado, junto con la experiencia acumulada en los últimos años, ANPE y el Defensor del Profesor reiteran la necesidad de elaboración de un Plan Estratégico de Mejora de la Convivencia Escolar, liderado y coordinado por el Ministerio de Educación, partiendo del seno de la Mesa Sectorial de Educación.

Así como la necesidad de aumentar los especialistas en los centros-orientadores, Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad (PTSC) que trabajen mano a mano con el profesorado y las familias con el objetivo de hacer efectiva la mejora de la convivencia y las conductas en las aulas.

“Contamos como novedad este curso con la Unidad Técnica de Mediación en el Ámbito Docente para intervenir a petición de los centros para la resolución de conflictos interpersonales entre docentes, personal de administración y servicios y familias y colaborar con los docentes, siempre que así se requiera, para impulsar los procesos de cambio y mejora de la convivencia en los centros educativos”, indicaron.

El Defensor del Profesor es un recurso exclusivo del sindicato ANPE, un servicio de atención inmediata, gratuita y confidencial para docentes víctimas de situaciones de conflictividad y violencia en las aulas que entró en funcionamiento en 2005 como primera medida de apoyo ante la indefensión del profesorado y como llamada de atención sobre la problemática de la violencia escolar.

Es un servicio abierto a todos los docentes, operativo en todas las Comunidades Autónomas, así como en Ceuta y Melilla, con el objetivo de favorecer la atención personalizada ante la solicitud de ayuda.

El 80 por ciento de los docentes en Cantabria sufrió ansiedad o depresión en 2021-2022, según el Defensor del Profesor
Comentarios